Ventresca de atún con patatas escrachadas

14 Comentarios


La semana pasada publiqué una receta con patatas que no era exactamente un puré y os comenté que en breve, os mostraría en qué plato la había utilizado como acompañamiento. Mis recetas son últimamente, mucho más sencillas y sanas, por eso, tal vez esta ventresca no os parezca demasiado interesante. Igual si os digo que disfruté mucho comiéndomela… 

La última vez que fui al mercado, compré ventresca de atún y la congelé. Es un pescado que no pierde calidad al descongelarlo, por eso, aunque es caro, si encuentro, pido que me corten unas rodajas. Me apetecía mucho y la preparé de la forma más sencilla y como más nos gusta en casa, a la plancha, con la cocción justa para que no quede seca, pero tampoco cruda. El grosor de las rodajas y el gusto del comensal, determinará el tiempo. Para mí, con un minuto o dos por cada lado, es suficiente, pero mi hijo, la come como si fuera carne, con el interior prácticamente crudo. 

No tenía mucho tiempo y como me encantan las guarniciones con patatas, preparé antes las Patatas escrachadas que os vuelvo a recomendar porque de verdad que están muy buenas. Su simplicidad no le resta calidad al plato; si la ventresca está fresca y las patatas son de calidad, el resultado es delicioso. La ventresca de atún tiene un sabor potente y solamente la aderecé con un buen aceite de oliva, nada más, pero al servirla junto a las patatas, espolvoreé un poco de sal rosa. Si se hace por fuera, al degustarla, queda tierna y jugosa.

Como la patata también llevaba la pimienta de este mismo color, tan sólo hay que aconsejar que cada uno elija el punto de sal y el de pimienta. Incluso sin ellos, el sabor del pescado y el de las patatas, será único. 

Os gustará seguro. 
Ingredientes 

Se puede adaptar al número de comensales. En mi caso, para dos personas. 

- 2 rodajas de ventresca de atún fresca 
- aceite de oliva virgen extra 
- sal rosa 
- pimienta rosa 

Antes de empezar… 

- Si la ventresca de atún está congelada, sacarla la noche antes y dejar que se descongele en el interior de la nevera. 

- Pelar las patatas y quitar cualquier tipo de impureza. Prepararlas tal y como se indica en la receta, pero no con demasiada antelación para emplatar en seguida. 
Preparación tradicional 

- Quitar la parte más dura de la ventresca para que se haga fácilmente. 

- Poner el aceite en la sartén y cuando esté caliente, asar los trozos de ventresca. Tal y como os he comentado más arriba, el tiempo dependerá del grosor del pescado y del gusto de cada comensal. 

- Servir en seguida junto a las patatas escrachadas. Espolvorear sal rosa, por encima. 

Bon profit!

14 comentarios:

  1. Para que un pescado nos de todo su sabor, hay que prepararlo poco. Excepto algunas recetas para ocasiones especiales, creo que solo cocino el pescado de distintas formas para el blog, ya que como más lo comemos es a la plancha o al horno. Después la guarnición debe cumplir su función de aumentar su sabor y acompañarlo debidamente. Con esas patatas y esa ventresca, no hay duda que el plato gana. También a mi el atún me gusta hecho, pero es difícil encontrarle el punto, ya que es muy fácil que se pase o se quede crudo, esa es la razón por la que no lo compro más. A ti te ha quedado como a mi me gusta, perfecto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Riquísimo y muy sano, el atún me gusta así, solo a la plancha, en su punto, sin pasarlo, ni crudo, para ello la ventresca es ideal porque queda muy jugosa, y con poquito más que le añadas tienes un plato completo. En este casa esas patatas, que a mí también me gustan en puré rústico, cuatro pasadas con el prensador y ¡a comer!
    Besos, espero que tu esguince vaya mejor

    ResponderEliminar
  3. Como más me gusta el atún, a la plancha. Es más sano y está muy rico, me gusta como se ve con las patatas
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. No es de mis pescados favoritos, no.
    Pero he de decirte que los has preparado muy rico y es un plato muy sano.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. La ventresca queda muy rica, no necesita recetas complicadas, simplemente a la plancha ya está buena y acompañada de las patatas que nos traes queda una combinación sencilla y perfecta. Se tiende a salar los alimentos en exceso y para mi gusto no es necesario, si te acostumbras a menos sal encuentras el verdadero sabor de cada ingrediente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Que buena pinta tiene esta ventresca, es lo más sabroso del pescado, te ha quedado un plato maravilloso, y yo que soy muy de patata, estas como las has preparado me han encantado, vaya plato tan sano...Bess

    ResponderEliminar
  7. En mi casa nos gusta la ventresca de todas formas acompañadas o simplemente a la plancha 😊por eso este plato no duraría ni cinco minutos...😉besinos wapa

    ResponderEliminar
  8. Sin duda alguna me puedo imaginar el disfrute total de este plato.
    Mi pescadero de confianza me dijo una vez que antes de congelarlo que lo untara ligeramente con aceite de oliva , que así perdía muy poco el pescado al descongelar y desde aquella, siempre lo hago así.
    Un abrazo tesoro y buen finde.

    ResponderEliminar
  9. Sano y delicioso, me encantan los pescados a la plancha, es como mejor conservan su esencia y si le cogemos el punto quedan muy jugosos, las patatas me parecen el acompañamiento perfecto para esta receta, no le quitan protagonismo al atún y lo complementan divinamente, todo un acierto Marisa, como siempre.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. A mí me pirra el atún como a tu hijo, vuelta y vuelta. Lo compro poco porque en casa sólo lo como yo, pero alguna vez me lo preparo y lo disfruto mucho, que no porque una receta sea sencilla hay que hacerle de menos. Y con la guarnición de patatas que le has puesto, tenemos un plato de lujo que ni en el mejor restaurante.
    Cuídate mucho. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Hola Marisa, pues un día más que me siento a tu mesa con mucho gusto. El atún es un pescado fabuloso, de los que siempre celebro. No puedes haber elegido mejor acompañamiento. un beso!!

    ResponderEliminar
  12. Hola Marisa, que delicioso Plato se ve, me encanta el atún y el acompañamiento se ve delicioso, creo que nunca lo he probado, tendré que intentarlo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Hola Marisa, espero ya estés mejor. Maravilloso y sano tu plato, me gusta mucho el atún y ésta guarnición de papas está muy buena, me encanta cómo luce todo el conjunto. Besos!!

    ResponderEliminar
  14. Al atún se le denomina el "cerdo" de la mar....no es porque sea "cochino", sino porque se come absolutamente todo. A mi personalmente me apasiona, de hecho cada dos semanas aproximadamente compro atún, en un puesto del mercado de Huelin donde lo ronquean delante mía....es un espectaculo digno de ver. La ventresca es una de las partes que más le gusta a mi marido...y a la plancha está espectacular, vuelta y vuelta. Tu lo has preparado con arte y el acompañamiento genial....Un plato al que hay que hacerle la ola.
    Besos Marisa..

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.