Salmón marinado al eneldo

13 Comentarios


No sé cómo no puedo tener el salmón marinado publicado todavía. Lo preparo así, desde que me dio la receta Javier hace casi veinte años. Javier era el conserje del Centro de profesores en el que yo trabajaba. No era un hombre fácil de tratar pero conmigo, cuando estaba “disponible”, compartía recetas y trucos de cocina. Una tarde, me anotó en un papel la receta que yo no tardé en pasar a mi libreta y es de ahí de donde la transcribo fielmente.

Aunque he probado muchas otras, la que hoy publico, es la que más veces he preparado y la que nos gusta en casa. Lo hice para el día de Reyes y se había quedado esperando en borradores hasta hoy. Aunque hay miles de publicaciones en internet, yo no lo tengo en el blog y no puede faltar.

Compré medio salmón grande, pedí que me lo limpiaran, quitaran la espina central, partieran en dos lomos. Quedaron dos lomos perfectos. Os sigo explicando su preparación más adelante.

Suelo congelarlo en trozos y cuando nos apetece, sólo hay que sacar uno. Es importante que el salmón sea de calidad y seguir el proceso tal y como os indico. 

El salmón marinado es bastante caro y nos venden un pequeño paquete, que se termina en seguida y da para poco. Si lo preparamos en casa, el proceso no es complicado, tenemos mucha más cantidad y nos sale por muy buen precio. Nadie dudará que está mucho más bueno.

No es necesario que sea fiesta, podéis tener vuestro salmón listo y tomarlo en cualquier ocasión. Antes, tened a mano un aceite de oliva virgen extra y pan que sean dignos de acompañarlo. Al menos es como me gusta a mí.
Ingredientes 

- 2 kg y ½ de salmón 
- 6 cucharadas soperas de azúcar
- 6 cucharadas soperas de sal
- 1 cucharada sopera de pimienta negra en grano
- 1 cucharada sopera de eneldo fresco picado
- aceite de oliva virgen extra

*unas pinzas 
* un recipiente en el que quepa el salmón (el mío de cristal tipo pyrex)
* film alimentario
* 2 bricks de 1 litro cada uno
* papel de cocina 
* aceite de oliva

Antes de empezar…

- Colocar el salmón en una tabla y con la ayuda de las pinzas, ir quitando todas las espinas.

- Pesar el azúcar y la sal y reservar.

- Cortar el eneldo separando las hojas. Picarlas bien. Reservar.
Preparación tradicional 

- Triturar la pimienta y mezclarla bien con la sal y el azúcar. Reservar. 

- Colocar un trozo grande de film alimentario y sobre éste, uno de los lomos de salmón con la carne boca arriba.

- Distribuir por encima la mezcla reservada. Colocar encima el otro lomo de salmón con la piel boca arriba.

- En volver bien con el film. Colocar dentro del recipiente e introducirlo en la nevera.

- Una vez dentro, colocar encima del salmón el peso (2 bricks). Dejarlo así 36 horas. Darle la vuelta pasadas 9 horas.

- Si se desea un salmón más salado, lo tendremos 48 horas.

- Pasado el tiempo, quitar el film y lavar el salmón bajo el chorro de agua fría hasta que no quede nada de la mezcla.

- Colocar los lomos sobre papel de cocina y secarlos bien. Una vez secos, untarlos bien con aceite de oliva.

- Si no se va a consumir en seguida, cortarlo en trozos, envolverlos en film y congelarlos.

- Para laminarlo antes de servirlo, sacarlo del congelador y lonchearlo cuando todavía no se ha descongelado del todo.

- Una vez descongelado, introducir el salmón en un recipiente con aceite de oliva.

Notas:

- Para lonchearlo me gusta utilizar un cuchillo jamonero o bien afilado. El grosor, dependerá de la habilidad para cortarlo, también del gusto de cada uno.

- En alguna ocasión, he añadido al aceite algún grano de pimienta rosa.

Bon profit!

13 comentarios:

  1. Mi madre prepara el salmón, igualito al tuyo, todas las Navidades. A veces no llega ni a la mesa, mi hermana y yo nos ponemos moradas directamente del bote. Para los no pescaderos es una forma de comerlo riquísima, pocos se resisten a su sabor. Que buen aspecto tiene el tuyo con ese protagonismo absoluto en la foto. Como debe ser, hoy es el rey.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Marisa este modo de preparar el salmón marinado en casa es sencillo, y es igual al que nosotros hacemos. El sabor del eneldo fresco me encanta, no le pongo pimienta porque si pica no puedo distinguir si el pescado está en óptimas condiciones, pero por lo demás sigo exactamente el mismo método. El aceite lo utilizo suave, de baja graduación, incluso a veces mezclado con girasol para que no domine sobre el sabor del pescado.
    También lo pongo en cristal, jamas en plástico ni recipientes metálicos.
    Una vez en la mesa, es un éxito asegurado, suele gustar a todo el mundo y ofrece mil posibilidades de presentación, aunque ya me conoces y siempre apuesto por lo más sencillo.
    Ese fondo negro hace resaltar el bonito color naranja, me encanta tu foto. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Marisa !
    Es cierto que se nos van quedando recetas en borradores sin transcribir al blog y suelen ser las que más hacemos, creo que por eso mismo es que las relegamos a un segundo plano . Menos mal que la has rescatado porque se merece un lugar privilegiado en tu libreta virtual.
    En casa no son grandes amantes del salmón, les gusta pero sin aspavientos , por eso aunque lo compro de vez en cuando, no es de los pescados que más se alojan en mi cocina.
    Me guardo la receta para alguna ocasión especial porque es cierto que esas bolsitas que venden dejan el monedero temblando.
    Un besín y feliz finde.

    ResponderEliminar
  4. Hola Marisa, menuda pinta.
    Me encanta el salmón pero fresco y a la plancha, así marinado me cuesta de comerlo. Y mira que aquí en Alemania lo comen hasta para desayunar.

    Cuando he leído lo de los Briks no lo entendía jeje. Ahora ya sé para que es ;) Buen truco.

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  5. Bueno, nunca es tarde si la dicha es buena, me encanta esta receta y el saborcito que le da el eneldo al salmón, yo solamente lo uso cuando hago arroz con eneldo
    Tomo nota de tu receta
    Un besito

    ResponderEliminar
  6. Yo siempre lo hago en casa, el salmón y la trucha, ambos quedan deliciosos, con el puntito a eneldo!! Este tuyo se ve que ha quedado en su punto!! Bs.

    ResponderEliminar
  7. Que preparación tan rica y que bien viene para tenerlo preparado con antelación¡¡¡
    Besitos¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. Precisamente el viernes compré salmón y le pedí a la pescadera que me lo arreglara para hacerlo marinado. Pensaba colgarlo hoy pero quedará para mejor ocasión.
    El tuyo se ve muy apetitoso, con ese interior más rosadito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Pues si, es una receta que vale la pena tener en cuenta porque queda muy bueno, y además sabemos lo que lleva. Me encanta el salmón así, es sencillo y riquísimo :)

    ResponderEliminar
  10. Yo también hace muuuchos años que preparo el salmón marinado en casa. Lo hago muy parecido y lo cierto es que no lleva mucho tiempo, sale mucho más barato como bien comentas, y queda exquisito. Lo cierto es que en un blog de cocina como el tuyo, un salmón marinado no puede faltar, y te quedó de revista ;-)
    Un besín

    ResponderEliminar
  11. Nunca había probado esta receta y realmente es una pasada. Me ha encantado. Muchas gracias por el post. No conocía esta página y está excelente!

    ResponderEliminar
  12. Mi Marisa bonita, ando perdida más de la cuenta..., ando en modo visitas de amigas para adelantar un poquito y no atrasarme mucho con tantas cosas ricas. El salmón es de los pescados que más me gustan, por acá en la nueva ciudad aún no he conseguido una tienda de confianza tengo que buscarla. Ver salmón marinado es raro por acá, bien en restaurantes lo consigo sobre todo en los orientales. Me llama mucho la atención esta delicia y más si lleva eneldo que acá he visto unos ejemplares frescos preciosos de eneldo que antes no veía en San Carlos. Me encanta la idea y te cuento que en este día he aprendido una receta nueva que me queda sonando en mis pendientes. Me alegró un montón escucharte como siempre, te mando un beso y abrazo grandote mi querida amiga, que tengas un buen fin de semana

    ResponderEliminar
  13. Marisa, jo el preparo d'una manera molt semblant a la teva! L'única diferència és que veig que li poses pebre i jo no.
    La recepta la vaig aprendre a fer del meu pare i ell de la seva germana petita. Que bonic veure com van passant les receptes d'uns als altres, oi?
    Molts petonets,
    Olga

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.