Pastel de chocolate y calabaza asada

19 Comentarios


Aunque ya estemos casi en verano, la temporada de mandarinas ha terminado prácticamente y la calabaza es otoñal, este pastel que tenía en borradores, va a tener por fin su oportunidad y lo publico, no solo porque está muy bueno, sino porque podéis elegir otro tipo de mermelada de diferente sabor a la mandarina; también, porque la calabaza la podéis encontrar en los supermercados y si no, sustituidla por manzana asada que seguro, que también os gustará. El calabacín es otra opción también muy válida.

Sigo abriendo el cajón de borradores y me alegra porque me permite no perder el contacto con vosotros y no dejar el blog en “stand by”.

Tic-Tac, Tic-Tac... descontando los días y con ganas de perder de vista a mi yeso.

Gracias por seguir ahí. Feliz semana.
Ingredientes 

- 220 g de pulpa de calabaza asada
- 200 g de azúcar de abedul o de azúcar
- 3 huevos L
- 40 g de aceite de girasol
- 160 g de harina de repostería
- 70 g de almendra molida
- 50 g de cacao puro en polvo sin azúcar
- 3 sobres de gaseosa (dobles)
- 200 g de mermelada de mandarina al Cointreau u otro tipo
- 3 hojas de gelatina (hidratadas en agua fría un mínimo de 5 min)
- mandarinas en gajos para decorar u otra fruta

*1 hoja de papel de hornear

Antes de empezar...

- Asar la calabaza en el horno o en el microondas. Asada en el horno, tiene más sabor. Dejar que se enfríe y reservar la pulpa.

- Precalentar el horno a 170º si usamos azúcar de abedul o a 180º si usamos azúcar. 

- Forrar con papel de hornear el molde. También se puede usar spray desmoldante o pincelarlo con mantequilla fundida y espolvorearlo con harina.

- Sacar los huevos del frigorífico para que estén a temperatura ambiente.

- Poner la gelatina a remojo en agua.

- Si no se tiene TMX, pesar la harina, agregar los sobres de gaseosa y tamizar para que no haya grumos.
Preparación en TMX (31-5-6)

- Poner en el vaso la calabaza asada y el azúcar de abedul o azúcar. Programar, 30 segundos, velocidad 6. Bajar los restos con la espátula.

- Agregar los huevos y el aceite y batir 1 minuto, velocidad 6.

- Incorporar la harina, la almendra molida, el cacao y los 3 sobres de la gaseosa. Mezclar 30 segundos, velocidad 6.

- Verter en el molde y golpear éste sobre la superficie de trabajo para que no se formen burbujas de aire.

Preparación tradicional

- Poner en un bol la calabaza asada y el azúcar de abedul o azúcar. Mezclar bien hasta que esté todo bien integrado.

- Agregar los huevos uno a uno y batir con unas varillas. No echar el otro hasta que se haya incorporado el anterior.

- Añadir el aceite y batir bien.

- Incorporar la harina los 3 sobres de la gaseosa tamizados, la almendra molida y el cacao. Mezclar de nuevo con las varillas.

- Verter en el molde y golpear éste sobre la superficie de trabajo para que no se formen burbujas de aire.
Horneado 

- Hornear a a 170º si usamos azúcar de abedul o a 180º si usamos azúcar de 35 a 45 minutos o hasta que al pinchar el bizcocho con un palo de brocheta, éste salga limpio. 

- Retirar del horno y deje enfriar.

Decoración del pastel

- Poner en el vaso la mermelada y programar 4 minutos, 100°, velocidad 3. Agregar la gelatina ya hidratada y escurrida. Mezclar 10 segundos, velocidad 2.

- Sin TMX, poner en un cazo la mermelada y calentarla sin que llegue a hervir. Agregar la gelatina ya hidratada y escurrida. Mezclar hasta que esté totalmente disuelta.

- Verter la mezcla en el de biberón repostería y antes de que endurezca, cubrir la superficie del pastel como se desee. Mi dibujo no es maravilloso.

- Reservar en el frigorífico.

- Decorar con gajos de mandarina y servir. 

Notas:

- El pastel no está muy dulce. El dulzor de la calabaza influirá también, por lo tanto, será un condicionante a la hora de añadir más o menos azúcar de abedul o azúcar.

- Se puede obviar la decoración con gelatina y cubrir con mermelada. También se puede partir por la mitad y rellenarlo de ganache de chocolate o de mermelada.

- Elegid la mermelada que más os guste.

Bon profit!

19 comentarios:

  1. Todavía quedan mandarinas y calabaza hay todo el año, es verdad que igual que en otoño no está, pero como tienes un plan B, no hay que privarse de un bizcocho que presenta ese aspecto. Desde luego vamos a acabar con tus existencias, lo que a mi me gusta porque así podemos venir a verte y disfrutar de tus estupendas recetas. El final de la escayola está cerca y te quedará una mano espectacular, vas a ser la envidia del verano, ya verás.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Una suerte que guardaras en borradores esta receta que te agradezco que compartas con nosotros , pues se ve espectacular y con esos ingredientes que lleva ha de ser un bocado exquisito.
    Ya va quedando menos para que te quiten el yeso, qué bien , porque es un latazo pero no queda otra. Ánimo !
    Un besín.

    ResponderEliminar
  3. Ante todo ojalá que quedes bien después de quitarte el yeso y te recuperes pronto, seguro que un bizcocho como el que nos traes ayuda mucho....
    Tiene una textura increíble y coincido con Lola, como todavía quedan mandarinas y calabaza hay todo el año, pues que más se puede pedir, a preparar este bizcocho tan rico
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Ostras...me ha encantando el bizcocho! creo que es una maravilla...
    Tiene una pinta fantástica! :)
    Un besote!

    ResponderEliminar
  5. M gusta tu bizcocho, es un buen plan para la merienda, aún nos quedan unas cuantas calabazas del otoño m y están pidiendo a gritos que las cortemos ya.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Marisa, que bien que vienen tener recetas en borradores y así nos deleitas con cosas ricas continuamente, animo ya pronto te quitaran ese maldito yeso y te quedaras descansando.
    Ese bizcocho se ve buenísimo y un trocito ahora para acompañar el café de media tarde, me vendría genial, así que me llevo un trocito.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  7. Nena que rico, no me gustan los postres demasiado dulces así que este me va a encantar, tiene una pinta estupenda.
    Ánimo que dentro de nada estarás con tus dos manos listas para meterlas en harina jajaja, besos.

    ResponderEliminar
  8. Tengo bastante puré de calabaza asada en el congelador y acabo de encontrarle una salida con este bizcocho que está diciendo "cómeme".
    Una pregunta ¿escurres la pulpa de calabaza antes de usarla?.
    Ánimo, que ya te va quedando menos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. A veces viene bien tener recetas en borradores ,es una manera de ponerse al día ,el bizcocho se ve muy bueno
    besitos

    ResponderEliminar
  10. Desde que tengo las ollas de coccion lenta no aso la calabaza en otro sitio ,hace poco ase 8 kg de calabaza en las dos y tengo unas bolsas de ella congelada en el congelador para poder hacer bizcochos o la nuttela saludable que tanto nos gusta en casa, asi que me llevo la receta ya te contare cuando lo haga.
    Para no variar la receta es de 20 points, te ha quedado un bizcocho de relujo y no dudo lo mas minimo que este de rexupete.
    Bicos mil wapisimaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  11. Hola Marisa, veo las fotos y no sabes el antojo que me entra de probarlo pero sin esperar a yi hacerlo, atravieso la pantalla y me lo llevo. QUé maravila de fotos, un beso!

    ResponderEliminar
  12. Tiene una pinta ideal y con todo lo que lleva me encantaría probar un bocado, sabroso y con esa preparación de calabaza que pensaba que era mermelada ummmm
    besosss

    ResponderEliminar
  13. Marisa, no puedo imaginar eso de llevar cargando todo el día ese yeso, debe ser un suplicio sobre todo por querer hacer cosas que directamente no puedes. Como dices, contando los días imagino con muchas ganas.
    Bueno, eso de tener en el cajón esta tarta era un pecado de los malos malos. Yo echo mano decese cajon cuando me voy de viaje y sé que no voy a tener ni un minuto de blog, me hace un papel buenísimo y no me deja sin el post semanal.
    La tarta tiene una pinta deliciosa. Todo lo que tiene chocolate me entusiasma. La voy a probar. Por cierto, en Mercadona hay unas latinas con mandarinas confitadas en almíbar muy buenas. Las vi el año pasado de casualidad y me han hecho buen papel en algunos postres.
    Bueno, Marisa, que queden pocos días ya para contar. ¡Qué se vaya el yeso a paseo! Mil besos

    ResponderEliminar
  14. Hola Marisa. ¿Cómo va tu muñeca? espero que no te falte mucho para tu restablecimiento. Las fracturas requieren su tiempo para quedar bien.
    Tienes razón, las mandarinas ya han dejado su paso a otras frutas y la verdad es que las echo en falta porque es una fruta que me encanta.
    Pocas veces he utilizado calabaza, una vez las hice al horno y la verdad estaban de fábula así que formando parte de este pastel le ha tenido que dar un delicioso sabor. Estoy seguro de que tiene que estar exquisito.
    Que te mejores y que pronto puedas volver a tu actividad normal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Marisa , tiene una pinta superior , una delicia para tomar en cualquier ocasión
    besinos

    ResponderEliminar
  16. Ten paciencia Marisa, pronto acabará la tortura!! Menos mal que tienes mucho y bueno en borradores...como este delicioso pastel de chocolate, que quita el sentío!! Bs.

    ResponderEliminar
  17. Madre mía que pinta tiene ese pastel Marisa, que bien que tengas cosas tan ricas guardadas y que ahora estés publicando, no hay mal que por bien no venga. Calabazas aún venden, y yo mermelada de mandarinas y de naranjas siempre tengo preparadas en la despensa, así que este pastel me lo guardo y cualquier día lo hago que me encanta!!
    Espero que te la quiten pronto y vuelvas a la cocina como siempre!
    Un bst guapa.

    ResponderEliminar
  18. ...sigo :)

    tic, tac, toc..., un borrador que agradezco que lo traigas a colación mi Marisa bonita, tengo calabazas y se me ocurre también utilizar batata asada (que compro en el mercado de campesinos de los sábados, las venden anaranjadas preciosas, cuando las vi no me lo podía creer, porque en San Carlos, mi anterior ciudad no las había..., por acá hay muchas delicias que se encuentran entre esas las batatas anaranjadas y aprovecho que las asan en hornos de leña, aproveho para comprar algunas, son tan dulces, tiernas, melosas..., que me encantan). También la calabaza asada me gusta, esa si me gusta en todos los formatos, poteca o puré, cremas y claro en repostería es un lujo. También te cuento que estamos en plena época de naranjas, mandarinas, bergamotas..., todos estos frutos son de invierno y yo feliz comiendo kumquats como loca cada vez que entro a la cocina, me llevo un par..., los compro para hacer algún bizcocho y a la final de la semana, no queda ninguno para este fin.

    Así que guardo tu delicioso bizcocho muy feliz, me encanta esa decoración con la gelatina, parece un panal de abejas, (será que tengo mucha imaginación...), el contraste de sabores dulces con el punto cítrico de la mermelada me parece un hit, delicioso a más no poder, y que decirte de las fotos, contrastes armónicos preciosos, azules y naranjas en medio de ese pastel tan rico, me llevo un trozo grandote.
    te mando un beso

    ResponderEliminar
  19. Hola Marisa! Este pastel ha llamado mi atención por la combinación de sabores calabaza, chocolate, mandarina... además que el corte se ve fenomenal. La calabaza da para todo, siempre lo digo, es tan versátil que tanto en dulce como salado queda genial!
    La decoración con la mermelada está estupendo, me encantaría probar un trozo ahora mismo con mi café de la mañana.
    Besos!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.