Cantucci de la Toscana

13 Comentarios


Vuelvo a participar en el Reto Cocina Regional Italiana de mi amiga Maggie. Este mes tenemos nueva anfitriona y la elegida ha sido Nieves, La cajita de Nieves y Elena. Nieves ha elegido dos recetas nada complicadas. La receta salada se publicó ayer, unos Moscardini in scabecio de Liguria y para la receta dulce ha elegido los famosísimos Cantucci típicos de Toscana. 

Estos Cantucci son muy similares a un dulce muy valenciano, los “rosegons” (en valenciano “rosegar” significa “mordisquear”). También llevan almendra y son duros de roer.

En mi búsqueda de información, leí que hay quien le pone anís a la masa y decidí hacerlo, pero le puse poco y se aprecia poco. Los hice dos veces y fue porque en la primera, añadí 3 huevos y la masa quedó muy blanda. Mejor incorporarlos uno a uno. 

Escribí la receta, guardé los Cantucci en la caja, no hice fotos y me caí. Fueron desapareciendo y el otro día hice unas fotos con el móvil y mi mano izquierda a los pocos que quedaban. No quería que se quedaran sin publicar porque están muy ricos, sin azúcar también. Un pecado.

Como ves, Maggie, por 3 fotos…

Para ver las recetas saladas, pinchad aquí y para las recetas dulces, aquí.






Ingredientes 
Entre paréntesis receta original.

- 350 g de harina de trigo 
- 180 g de azúcar de abedul o de azúcar (350 g) 
- 1 pizca de sal 
- ½ sobre de levadura química tipo Royal 
- 20 g de anís seco (sólo yo)
- 2 huevos de gallinas felices 120 g (3 huevos) 
- 160 g de almendras enteras sin piel 

*una hoja de papel de hornear 
*una bandeja de horno 

Antes de empezar… 

- Si no las hemos comprado peladas, blanquear las almendras en agua hirviendo y retirar la piel. 

- Pesar la harina, mezclarla con la levadura y tamizarlas para que no queden grumos. Sólo si no utilizamos la TMX. 

- Precalentar el horno a 180 grados. 

- Tapizar la bandeja de horno con el papel de hornear. 
Preparación en TMX 5 

- Poner en el vaso la harina, el azúcar de abedul o el azúcar, la levadura química, el anís y los huevos. Programar, 1 minuto, velocidad 5. 

- Añadir las almendras y programar, 40 segundos, velocidad espiga. La masa tiene que estar homogénea, ni demasiado blanda, ni demasiado dura. 

Preparación tradicional 

- Mezclar la mezcla de harina y levadura junto con la sal. 

- Incorporar el azúcar de abedul o el azúcar, la levadura química, el anís y los huevos. masar hasta que todos los ingredientes estén integrados. 

- Agregar las almendras y seguir amasando. La masa tiene que estar homogénea, ni demasiado blanda, ni demasiado dura. 
Formado y horneado 

- Pasar la masa a la superficie de trabajo. Formar unas barritas y colocarlas sobre el papel de horno. Separarlas unas de otras porque crecen al hornearlas. 

- Hornear durante 15 minutos a 180º. 

- Sacar la bandeja del horno y cortar lonchas de 1 cm diagonalmente. Están calientes y hay que tener cuidado para no quemarnos. 

- Volver a introducir la placa en el horno y hornear durante 10 minutos a la misma temperatura. Yo les di la vuelta las veces necesarias hasta que quedaron doradas. 

- Sacar la bandeja del horno y dejar que se enfríen antes de guardarlas en una caja metálica o un bote hermético. 

Notas: 

- En la Toscana, se sirven acompañadas de un vino denominado “Vin Santo”, un tipo de vino de postre italiano.

- Se endurecen un poco al enfriarse, pero se conservan días en una caja hermética.

Bon profit!

13 comentarios:

  1. También suelo adaptar las recetas a nuestras preferencias, bueno, como todos al fin y al cabo, pero tu versión me gusta, por esos ingredientes tan ricos que lleva, con tropezones incluidos, y por la poca carga de azúcar, ya que no me gustan los dulces empachosos. Te han quedado con muy buen aspecto, y vaya móvil apañado que tienes, te quedan las fotos geniales.
    Ya falta menos para tu total recuperación de la muñeca, así que ánimo!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Mi querida Marisa, lo tuyo tiene mérito! Te agradezco infinito la participación y espero que te recuperes muy pronto de la lesión que se que no lo estás pasando nada bien, que tu eres una culebrilla inquieta y debes estar de los nervios jejejeje. Aún asi, te han quedado maravillosos y yo ando aun royendo los que me quedan en la lata cada vez que me pongo un café jejejeje. Un besito amor, que te mejores!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola Marisa!! Vaya, siento lo de tu caída, espero que te recuperes pronto, se está muy mal sin estar al 100% y más para las personas activas, que queremos hacer todo aunque no podamos. Yo también he hecho cantucci y los subí al blog, y es verdad que se parecen bastante a los dulces valencianos, bueno y los catalanes, que también los tiene similares. Podría ser perfectamente un dulce mediterráneo. Los tuyos se ven fantásticos, y las fotos han quedado maravillosas a pesar de haberlas hecho con el móvil y un poco limitada. Espero que te recuperes pronto. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Como te decía antes, te han quedado espectaculares, no tiene ni una sola pega, por supuesto, y menos siendo tú quien los hace que para las masas eres una experta. Las fotos geniales, no sé qué móvil tienes pero yo hace años que utilizo mi iPhone como cámara (he ido cambiando de modelo, no creas, jajaja) y tengo mi Canon abandonada, solo la utilizo para fotos familiares y retratos, para el blog mi móvil me da el avío, Jajajaja.
    Besos, cuídate mucho Guapa.

    ResponderEliminar
  5. Marisa , nunca los hice y tengo guardadas unas cuantas recetas de ellos , estos tuyos tienen una pinta buenísima , seguro que están geniales
    besinos

    ResponderEliminar
  6. Estoy leyendo tu receta Marisa y me estoy acordando de estos días de semana santa en la toscana, que risa mi marido pidió de postre estos cantucci, que estaban muy ricos por cierto pero pensó que seria otra cosa y cuando se los sirvieron dijo, pero si esto son casquiñolis, como los llamamos aquí en Cataluña, aquí son muy típicos también acompañado de un buen moscatel o una mistela.
    Sin duda a ti te han quedado de lujo y las fotos perfectas!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Andas lesionada? jope menudo rollo, espero que te sea leve, porque cocinar "manca" debe de ser muy difícil, aunque tu que eres mujer luchadora y que te encantan los retos seguro que te has apañado estupendamente.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  8. Te han quedado de relujo y no dudo que sin azucar esten de rexupete igualmente ,no me extraña que desaparecieran tu hijo no dejara de hacerte la ola.
    Sin duda tienes muchooo merito aun lesionada eres capaz de hacer fotos y editar la entrada,cuidate no sea que luego no quedes bien te lo digo por experiencia yo ahora me lo tomo con mas calma si no quiero pasar por quirofano.
    Bicos mil y feliz semana wapisima.

    ResponderEliminar
  9. En mi casa nos gustaron mucho, ademas se conservan bien, todavía tengo algunos en un lata para tomar el café por la tarde. Espero que estés mejor. besinos

    ResponderEliminar
  10. De mis dulces favoritos Marisa, los descubrí en Florencia, pero luego encontré unos muy parecidos en Tarragona, carquiñolis, después descubrí vuestros rosegones, que he usado en alguno de mis postres y que me encantan, pero lo más curioso es que hay recetas parecidas en la repostería de muchísimos de los países que he visitado... ya sabes que me traigo revistas y libros... Conclusión, lo bueno triunfa en todas partes.
    Espero que tu brazo vaya mejor y que te encuentre lo mejor posible.
    Un beso enorme y muuuuucha energía

    ResponderEliminar
  11. Me encantan Marisa, me recuerdan mucho a los carquinyolis, son tan ricos! y adictivos, jeje.
    Siento mucho lo ocurrido, espero te mejores pronto y se te haga llevadero :) Besos.

    ResponderEliminar
  12. Qué rica receta para el reto Marisa, espero que te mejores pronto...
    Un besito

    ResponderEliminar
  13. Marisa ando en un atraso de visitas brutal!!!, no sé como lograste tomar fotos y ya he visto que andas escribiendo con esa mano izquierda, que no te quedas quieta ;) pero me alegra ver eso, creo que haría lo mismo. Lo importante es cuidarse, estos días estuve ocupada, espero que todo vaya bien con tu mano..., de tus galletas me llevo unas cuantas, esas delicias ya las había preparado hace un tiempo y repito de nuevo con estas del CRI, con el punto de anís me llama la atención ponerlo en un a próxima oportunidad, te mando un beso grande.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.