Lasaña 3 verduras al Ras al hanout

15 Comentarios


No suelo preparar lasaña a menudo, pero me parece perfecta para reciclar. Tenía unas cebollas rojas empezando a dar señales urgentes de ser tiradas a la basura en breve. Me quedaba media bandeja de champiñón portobello que no servía para ser utilizado si no era “en compañía”, unas alcachofas con las que no hice la receta que tenía pensada y no podían esperar mucho más. Un paquete de placas de lasaña precocida abierto mucho tiempo, también insuficiente para hacer una lasaña a la usanza. Piensa, que te piensa, busca que te busca, encontré una receta de lasaña que podía adaptar, pero dándole mi toque (a lo Torres, casi). Seguí descubriendo cositas, que me llevaban directa a la innovación: no me quedaba mas que medio brick de leche, cosa nada normal en esta casa. Y de esta forma, surgió la bechamel con leche de soja, a la que le di un punto diferente de color y sabor, con el Ras el hanout.

A quien no sepa qué es el Ras el hanout, comentaros, que es una mezcla de hierbas y especias (en algún caso más de 20) muy popular, cuyo origen está en la cocina marroquí. El nombre de esta mezcla en árabe es "lo mejor de la tienda" y se refiere a que esta mezcla es una de las mejores mezclas de especias que el vendedor (tendero en la mayoría de las ocasiones) puede ofrecer. Las mezclas pueden ser tan variadas y con cosas tan exóticas, que el sabor del Ras el hanout, que compremos, puede ser totalmente diferente a cualquier otro.

Yo lo compré en una tienda marroquí y según el recipiente, mi mezcla, nada exótica, consiste en: sal, harina de maíz, cúrcuma, jengibre, cilantro, fenogreko, cayena y pimienta molida. Para decir verdad, no pica, ni está fuerte, pero me gusta.
Ingredientes para un molde cuadrado de cristal 

Del relleno

- De 6 a 8 placas de lasaña precocida, dependiendo del tamaño del molde
- 120 g de queso emmental
- 160 g de alcachofas
- 240 g de cebolla roja
- 140 g de champiñón portobello
- 50 g de aceite de oliva virgen extra
- sal y pimienta negra molida

De la bechamel

- 25 g de aceite de oliva virgen extra
- 110 g de harina
- 700 g de bebida de soja
- 3 cucharaditas de té de Ras el hanout
- sal y pimienta negra molida
Antes de empezar…

- Mis placas de lasaña eran precocidas, pero, así y todo, a mi me gusta, remojarlas unos minutos en agua templada, removiendo de cuando en cuando, para que no se peguen unas con otras. Al cabo de un tiempo, sacar las platas y extenderlas en un paño de cocina húmedo, envolviéndolas en el mismo, para que no se sequen.

- Cortar el queso en trozos. 

- Pelar las alcachofas hasta obtener un corazón limpio de partes duras. Cortarlas en cuartos y ponerlas en un baño de limón para que no ennegrezcan.

- Pelar las cebollas y cortarlas en cuartos.

- Lavar un poco los portobello y cortarlos por la mitad.

Preparacion en TMX

Del relleno

- Poner el queso en el vaso y programar, 30 segundos, velocidad 5. Verterlo en un recipiente y reservar.

- Poner las alcachofas en el vaso. Programar 12 segundos, velocidad 4. Comprobar si se ha triturado bien y si no es así, repetir unos segundos más a la misma velocidad. No tiene que estar muy triturado.

- Sacar del vaso y reservar.

- Poner en el vaso la cebolla y los portobello. Programar, 5 segundos, velocidad 4. Bajar los restos del vaso con la espátula.

- Agregar las alcachofas reservadas, el aceite, la sal y la pimienta. Programar 15 minutos, 120º, velocidad cuchara, giro a la izquierda. Comprobar la cocción del relleno y si es necesario, añadir unos minutos más. 

- Sacar del vaso y reservar.

De la bechamel

- Sin lavar el vaso, verter el aceite y la harina. Programar, 2 minutos, 100º, velocidad 1. 

- Agregar la bebida de soja, la sal y la pimienta. Programar, 10 minutos, velocidad 8. Programar ahora, 7 minutos, 100º, velocidade 4.

- Terminado el tiempo, agregar el ras el hanout y mezclar bien con la espátula.
Montaje de la lasaña

- Sacar del vaso 150 g de bechamel y mezclarla con el relleno.

- Extender un poco de bechamel en la base del molde. Colocar placas de lasaña encima y sobre éstas extender una capa de relleno.

- Volver a colocar placas de lasaña y extender por encima el resto del relleno.

- Cubrir con el resto de bechamel y espolvorear el queso rallado por encima.

Finalización de la lasaña

- Como mi lasaña estaba prácticamente cocida, terminé la cocción en el microondas a máxima potencia y durante 5 minutos con el fin de que el queso se fundiera. El mío, Emmental, no se gratina (ver notas).

Notas:

- Se puede elegir otro tipo de queso, tipo gruyère o que sirva para gratinar.

- En el TMX 31, se puede programar temperatura varoma cuando en el 5 hay que programar 120º, pero es mejor controlar la cocción para adeucuar el tiempo. La cocción, en ambos casos, dependerá de la dureza de la alcachofa.

- Se puede sustituir el portobello por otro tipo de seta, pero siempre, que sirva para aumentar su sabor.

- Como agregar a la bechamel Ras el hanout, era experimental, utilicé una cucharilla de té, porque es más pequeña que la de postre. Añadí de una en una, hasta obtener el sabor deseado. Podéis adaptarlo a vuestro gusto. Utilicé aceite en vez de mantequilla el resultado, además de menos calórico, es el mismo, pero con otro sabor. Podéis hacerla con leche normal y mantequilla, por supuesto.

- Si se utilizan placas de lasaña no precocida, será mejor utilizar el horno, que deberá estar precalentado a 200º . Hornear durante 15 o 20 minutos.

Bon profit!

Receta libremente adaptada de una de Rosa Rotges para Vorwerk.

15 comentarios:

  1. Yo tampoco hago lasaña muy a menudo y eso que me gusta mucho, así que me apuntaba de muy buen grado a comer una ración de esta, con ese toque marroquí de Ras el hanut, que me gusta mucho a mi también... y te informo que la he comparado en varios sitios, incluso en Marruecos y nunca me picó, quizá le ponemos poco, ellos son más generosos con las especies.
    En fin que te has marcado un reciclado estupendo con el que seguro has disfrutado de lo lindo.
    Bicos mil corazón... que descanses!

    ResponderEliminar
  2. A mi me encanta la lasaña, reconozco que me da pereza hacerla para mi sola, mi marido ni verla jaja,la hago cuando viene la niña y el marido pero solo en ocasiones, a ellos les encanta, la tuya quedo maravillosa con unos ingredientes que si no utilizas iban acabar mal y mira que bien los has aprovechado, eso me encanta....Bess

    ResponderEliminar
  3. Marisa conocía esta mezcla de especias, mi hermana Pilar la usa, y tiene algunas recetas en su blog donde las utiliza, pero yo nunca la he probado. Aunque me gustan las especias, no suelo poner muchas a la vez en la misma receta, especialmente si son muy picantes como la cayena, o intensas en aromas como el comino, este lo utilizo con mucha cautela porque si me paso, me huele mal (como a sudor agrio, ¡terrible! jajaja). Mi madre suele decir que tengo un radar en la nariz infalible, y es que para distinguir los aromas soy un hacha.
    No me importaría probar tu lasaña, la bechamel con leche de soja, la tuve que hacer estas vacaciones un día en la playa, porque nos pasó lo mismo, de repente nos vimos sin leche en la despensa, y eché mano a un brick de mi hermana, y también le puse especias, porque así tal cual, soy incapaz de tomar leche de soja (no me "pasa")
    Me estoy dando cuenta, que yo que suelo ser de las que dicen que se lo come todo, tengo más de una reticencia a la hora de comer, voy a tener que cambiar mi retahíla, jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Un plat d'aprofitament molt bo. Tots els ingredients del farcit m'agraden i la"bexamel" de segur que resulta molt amb aquest "toc" especiat. Una recepta de sempre adaptada al rebost i beneida per l'esperit innovador de la cuinera. Una mestra. Bes.

    ResponderEliminar
  5. Hola!! me apetece un montón, porque hace mucho que no la tomo. Y con las especias tan aromáticas tiene que ser una delicia, es como si la oliera desde aquí, jeje. Me encantaría cenar un trocito ahora mismo, pero... me quedo con la receta virtual. Un petonet!!

    ResponderEliminar
  6. Seguro que estaba buenisima.Me encanta como reciclas las cosas que tienes en el frigo. Bs

    ResponderEliminar
  7. Pues oye para ser de recortes te ha salido un plato de cine. A mi me encanta crear platos así. Pensar rato en lo q tienes y crear con lo que tienes a mano. Genial y ese toque de ras es muy bueno.

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa! Había visto escrito "ras el hanout" alguna vez pero no sabía lo que era, por eso te agradezco tu explicación, tiene buena pinta éste ingrediente y siempre único! Le tiene que dar un sabor muy rico a las lasañas que se ven bien ricas ;) Las lasañas de verduras me encantan!! Un besote fuerte y me llevo un trozo para mediodía jeje!

    ResponderEliminar
  9. Pues en casa si que hago lasaña a menudo, a mis hijos les encanta y me has dado una buena opción para cambiar, verdura y ras el hanout, otro ingrediente que nos gusta mucho!! menuda combinación!! Bs.

    ResponderEliminar
  10. Buen reciclaje, yo sí que hago lasañas y canelones en casa y es verdad que la mayoría de las veces en para reciclar algún trozo de carne y aprovechar las verduras del fondo del cajón. Me gusta el toque de las especias, seguro que tus triste se convirtieron en maravillosas sonrisas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. un buen reciclaje sin ninguna duda, a mi me gusta la lasaña con verduras ,pero la bechamel de soja no la he probado ,seguro que quedo estupenda
    bss

    ResponderEliminar
  12. Hola, el ras aporta un sabor muy especial y para mi gusto muy rico a muchos platos. hace tiempo que lo utiliza, sobre todo en carnes y pasta . Tu lasaña debe estar de rechupete y si además has reciclado que eso se te da de lujo, el platoes perfecto. Un beso marisa!!

    ResponderEliminar
  13. En casa nos encanta la lasaña casi siempre la hago de carne y esta tuya me ha encantado no lo siguiente seguro que estaba de muerte relenta no lo siguiente.
    Bicos mil wapisima.

    ResponderEliminar
  14. Marisa , que lasaña mas rica y diferente , me encanta como te quedo y esa racion parece que esta esperando por mi jaja
    besinos

    ResponderEliminar
  15. Hola guapísima !!!
    La lasaña y los canelones me gustan a rabiar, también reconozco que la pereza me puede a la hora de prepararlos, pero me encantan. La tuya está perfecta, y el punto de ras al hanout me parece deliciosa. Lo utilizo en la carne Marisa, sobre todo en los adobos de pinchitos, porque queda buenísimo.
    Así que con gusto, repetía plato.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.