Batido de manga y jengibre

13 Comentarios


Cuando estuve en Lisboa, tuve la oportunidad de probar, mejor dicho, ponerme las botas, comiendo manga cada desayuno. Fue la primera vez que la probaba y provocó en mí, una adicción matutina tan grande, que olvidé que mis desayunos tienen que ser frugales. El remordimiento se suavizaba, porque el día consistía en andar mucho, subiendo y bajando cuestas, dado el relieve de esa preciosa ciudad. Echaba de menos esos días y esos desayunos.

Hace unas semanas, encontré manga en mi mercado, compré sin dudarlo y ojalá pueda tener la oportunidad de volverlo a hacer. Y ahora me doy cuenta de que tal vez, muchos de los que me estáis leyendo no sabéis cuál es la diferencia entre el mango y la manga. Os cuento lo que sé. La manga, prima hermana del mango, tiene tonalidades verdosas y el mango rojizas. De esta forma, podéis distinguir uno de otra, más fácilmente; es un poco más alargada, pero su textura es más similar a la de la banana. Lo mejor, es que no tiene las fibras del mango y eso, hace que al comerla, se disfrute mucho más y se coma con mucha facilidad. 

Sus propiedades son tantas, que es mejor que las resuma.
  • Es una fruta muy completa, con alto contenido en vitaminas A, C, E, calcio, potasio, fibra. Aporta vitamina A, esencial para el desarrollo de los huesos, para mantener las células de la piel y, en general, para el funcionamiento de todos los tejidos.
  • Posee vitamina E, que ayuda a que no se destruya la vitamina A, y vitamina C, por lo que es un antioxidante natural, y refuerza el sistema inmunológico, reduce el nivel de colesterol y retrasa el proceso de envejecimiento celular.
  • Contiene hierro, potasio, fósforo y calcio, minerales necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo, favoreciendo la formación y regeneración de los huesos, manteniendo en forma el sistema cardiovascular y una adecuada presión sanguínea.
  • Apenas aporta calorías. Es muy digestiva y ligeramente laxante, siendo ideal en dietas de adelgazamiento.
Me quedó una manga un poco olvidada en la nevera, una parte de un trozo de jengibre empezaba a dar señales de pasar a mejor vida y en un visto y no visto, tenía preparado este batido para mí solita. No hizo falta endulzarlo con nada. Como reciclé urgentemente, este batido se va directo a Reciclando Sabores.

Lo repetiré con manga y también con mango y así comprobaré si se nota la diferencia. 

Tras leer todo esto, ¿Os apetece tomar este batido?
Ingredientes para 1 vaso

- 150 g de manga
- 120 g de manzana fuji
- 1 cm de jengibre pelado
- unas gotas de zumo de limón
- 150 g de bebida de soja
- cubos de hielo (opcional)

Antes de empezar…

- Pelar la manga y la manzana. Cortarlas en trozos.

- Pelar el trozo de jengibre. Si no se va a utilizar la TMX o un robot potente, será mejor, rallar el jengibre para facilitar el triturado.
Preparación en TMX

- Verter todos los ingredientes en el vaso y programar, 1 minuto, velocidad 8. Comprobar si es necesario añadir más tiempo para que quede totalmente triturado.

- Agregar más bebida de soja, si se desea más líquido.

Preparación tradicional

- Verter todos los ingredientes en el vaso de un robot o de una batidora. Triturar hasta obtener la textura de batido y que quede totalmente triturado. Si es necesario, volver a repetir la operación.

- Agregar más bebida de soja, si se desea más líquido.

Notas:

- Para mí, el batido estaba perfecto porque tanto la manga, como la manzana estaban dulces. Si no es el caso, se puede añadir algo de azúcar o edulcorante.

- La cantidad de jengibre es para mí, la adecuada; un poco picante, pero sin que domine su sabor. Si no os gusta, no se lo pongáis, pero le da “vidilla” al batido. Podéis usar cualquier tipo de leche, u otro tipo de bebida vegetal.

- No le añadí cubitos de hielo porque las frutas estaban frías y no me apetecía, pero cuando apriete el calor, será mejor agregarle hielo, a gusto.

Bon profit!

La información la resumí de aquí.

13 comentarios:

  1. Marisa a mí no me queda muy claro la diferencia, aunque sea básicamente color y textura, ya que los he comido ambos y depende del grado de madurez para que estén más o menos dulce, incluso de la fibra. Pero supongo que será algo así como las variedades de naranjas o manzanas,,o cualquier fruta suelen tener pequeños matices sobre todo de sabor, que los distingue.
    Tu batido me gusta, con ese toque de Jengibre seguro que le pondría la chispa a la tarde, y como la Soja en cualquier formato no me es muy agradable, ¿crees que si la sustituyo por leche se cortaría,o quizás sería mejor un poco de zumo, por ejemplo de Naranja?
    Besos, que pases un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concha, yo he buscado las diferencias y similitudes, pero no puedo asegurar nada, por eso, he puesto el enlace.
      La bebida de soja la uso más, porque he disminuido la leche en mi dieta por mis problemas digestivos, por eso la disimulo en las preparaciones. No creo que se corte con leche y el zumo de naranja, puede irle bien, pero ahora ya no están muy buenas. Por probar y adaptarlo a tu gusto... más fácil, no puede ser. Besos y buen fin de semana.

      Eliminar
  2. Marisa , cuando he leido manga me he dicho , se ha equivocado al escribir , pero al mismo tiempo me ha picado la curiosidad por saber que era y como siempre he disfrutado y aprendido mucho de la explicación que das y la diferencia que hay entre mango y manga. La verdad es que no se si aqui lo encontrare , pero la próxima vez que vaya a la fruteria preguntare. Ayer compre un mango que ha salido muy bueno. A mis peques les encanta. Buen fin de semana. Bs

    ResponderEliminar
  3. Holaaa, los zumos naturales siempre son para mi junto con otra fruta la mejor de mis meriendas. Ya me gustaría encontrar manga para poder ver la diferencia con el mango pero es la primera vez que oigo lo de manga. Ahora los zumos fresquitos, son lo mejor.
    Un besooooo

    ResponderEliminar
  4. Creo haber probado la manga, o similar a lo que nos cuentas, pues en la zona donde vivo hay ciertas personas que llaman manga a algo muy parecido a un mango en textura y sabor pero con un aspecto más de pomelo en el exterior,y sí tiene matices verdosos. No se si hablamos de lo mismo. Yo me apunto a tomar un vasito de este batido, aquí tengo "licencia", dado el calor que soportamos, de echar un par de hielos al vaso. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  5. Hola Marisa, no conocía la manga, o quizás si lo ha tomado pero no sabía que había esta diferencia. Gracias por compartirlo y enseñarnos, yo me voy con algo nuevo aprendido y con ganas de probar este buenísimo batido, es de lo más apetecible. Petonets!
    Silvia

    ResponderEliminar
  6. Hola Marisa. En Venezuela se encuentran muy buenas mangas y mangos también ;) La manga siempre es mas grande y alargada y como dices, la textura es distinta, no tiene tanta hilacha como el mango y el sabor también es diferente; la manga tiene como una acidez o picantico muy agradable.
    Ese batido se ve tentador y con jengibre, ni te digo, divino!
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  7. Me he tenido que ir a google para saber que era esa fruta, parecida al mango , pero parece que mucho mejor!! no la he visto nunca y menos probado, pero la tendré en cuenta si la veo...Seguro que ese batido esta delicioso!! Bs.

    ResponderEliminar
  8. Toc, toc!!! Se puede? Ya estoy de vuelta y qué bien me recibes! Se me hace la boca agua al ver ese color que tiene el batido. La manga no la he probado ni la he visto por quí, pero como el mango me encanta . sé que el batido debe estar de vicio. Freco y natural a más no poder, para disfrutarlo sin prisas y con gusto en una tarde veraniega. Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  9. Ahora que están tan de moda los batidos con lácteos, este desde luego tiene un color tan bonito que apetece tomarlo. Para el desayuno me parece estupendo y con los calores que nos invaden, es muy propia la receta.
    Bss

    ResponderEliminar
  10. Pues no sabria decirte si alguna vez he comido manga hasta que te he leido y he ido a mirar las diferencias no me habia parado a pensarlo.
    Seguro que este batido estaba de rexupete,como siempre te ha quedado un reciclaje de relujo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  11. Marisa querida!!!!,
    no me había pasado a visitarte, el tiempo se me pasa y a veces no lo logró (pero acá estoy feliz), y de tiempo y esperas solo te digo que sigo en la espera que quizás mañana sea el gran día D (ya veremos y te contaré...), que por ahora vengo adelantando cuaderno y me encuentro con este batido de manga que no podía dejar pasar. Se ve delicioso!!!, me recuerda por el color al mango lassi, pero es diferente.. lo de la manga puedes creerlo que nunca me he puesto a detallarme en la textura interna, sé que es más alargada (pero también es cierto que hace mucho que no la consumo, generalmente compro mangos de esos grandes con pintas entre rojizas), pero ahora que te leo, cuando llegué la época de mangos hasta noviembre donde hay mangos y mangas de todas las clases no repararé en comprar mangas para hacer la tarea como es debido y comparar las texturas. Tu batido me lo llevo por completo, porque me fascinan todos los batidos y suelo hacer batidos casi todos los días, por ahora lo haré de mango con uno que precisamente esta súper maduro, es más tal cual con la manzana fuji y jengibre que me encanta, mejor dicho este batido esta perfecto para mí ^_^, que rico!!!!!, besitos!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.