Cação ao forno. Mussola o cazón a la portuguesa


Ya estamos a primero de Julio. El verano está de nuevo aquí y mi amiga Rosalía y yo, volvemos con nuestro proyecto Reciclando Sabores.

He tenido poco tiempo para cocinar y hacer fotos en el último mes, pero esta receta fue pensada y realizada en muy poco tiempo. En casa este pescado nos gusta. Tiene buen sabor y se puede preparar de muchas formas. Tenéis más recetas en el blog.

El que no tenga espinas, es un valor añadido. Al horno no lo había preparado nunca. Encontré esta receta en un búsqueda por internet y me pareció genial para aprovechar unos trozos de pescado congelado que tenía ya tiempo en el congelador.

El cazón o tiburón vitamínico (Galeorhinus galeus) es una especie de elasmobranquio carcarriniforme de la familia Triakidae, ovovivípara, distribuida en aguas templadas de todos los océanos. En Valencia lo llamamos “mussola”. En España la forma más común es cazón. Este pescado es totalmente diferente antes de que los pescaderos lo pelen y lo limpien. Es curioso que en francés y en inglés coincide la denominación: En francés: “chien de mer” que significa “perro marino”, también se le denomina “roussette”, “saumonette”; en inglés se le llama “dogfish”, también significa “perro marino”.

En la cocina de la provincia de Cádiz, Sevilla, Almería, Málaga y Huelva, se suele cocinar en adobo. En Canarias también se cocina recibiendo el nombre de "tollos".

En esta receta, además de que es muy sencilla, los sabores se integran y el resultado es un plato, barato, sencillo y bien rico. Sólo nos tiene que preocupar la cocción de la patata.

Espero que os guste. Os esperamos con vuestras recetas de reciclaje hasta el día 15.




Ingredientes
- 500 g de mussola o cazón
- 180 g de patata
- 150 g de cebolla
- 300 g de tomate
- 6 dientes de ajo
- 150 ml de vino blanco seco
- aceite de oliva virgen extra
- tomillo, laurel, sal y pimienta


Preparación tradicional

- Pelar la patata, la cebolla, los ajos y los tomates. 

- Cortar las cebollas en rodajas o con la mandolina. Hacer lo mismo con las patatas. Laminar los ajos y cortar los tomates en rodajas.

- Verter un chorrito de aceite en la base de un recipiente apto para horno; poner una capa de cebolla y de ajos. Poner por encima rodajas de tomate y la mitad de rodajas de patata. 

- Colocar los trozos de pescado por encima de las verduras.

- Volver a colocar otra capa de patata, cebolla, ajo y tomate. Rociar de nuevo con un poco de aceite.

- Espolvorear con el tomillo y el laurel. Verter el vino y el aceite. Si no queréis poner toda la cantidad de vino, podéis reducirla y completar con agua.

- Cubrir con papel de aluminio.

- Hornear en horno precalentado a 220º durante unos 30 minutos. Terminado el tiempo, quitar el papel de aluminio, comprobar la cocción y hornear destapado otros 15 o 20 minutos más (tiempo orientativo, según el horno y el grosor de las verduras, en especial de la patata).


Notas:

- La patata es muy importante que esté cortada muy fina. Cuesta mucho que se cueza y si no queda bien, estropearemos el plato. Igual, tener la patata, precocida, sería una solución.

- El guiso suelta un caldo con un sabor delicioso. Yo no lo he añadido en el plato para las fotos porque se enfriaba para comer. De hecho, se ha enfriado.

- El toque de tomillo y pimienta es esencial. Mi plato estaba bien especiado y nadie ha echado de menos la sal.

Ingredientes reciclados
“Los tristes de nuestra cocina”
Posible sustitución
Cazón congelado
Cazón fresco, otro tipo de pescado similar pero que no sea un pescado de cocción rápida. Puede quedar muy seco.

Bon profit!

Para finalizar, os presento la receta de mi amiga y compañera de Proyecto, Rosalía: Una Ensalada de reciclaje en la que según me comentó, ha reciclado absolutamente todo. No os doy más detalles.


Os invitamos de nuevo, como cada mes, a dejarnos vuestras recetas de reciclaje. Tenéis desde hoy hasta el 15 de julio.

En la parte inferior está la herramienta que utilizaremos cada mes y que de forma muy sencilla os facilitará colgar vuestra receta.

Pinchad en Inklinkz (en azul) y seguid las instrucciones. En unos segundos, vuestra receta estará enlazada, tanto en Rossgastronómica como en Thermofan.


Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

12 comentarios:

  1. simply delicious..loved the dish totally :)

    ResponderEliminar
  2. Te digo lo de siempre Marisa ¡este plato no parece que sea una receta de reciclaje! y es que con buena mano y mucha imaginación salen platos de lujo por muy poco dinero. Gracias por este reto tan maravilloso que nos enseña tanto

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. Un plato muy rico no diría que fuese reciclaje si no lo comentas, queda un plato estupendo! Un beso

    Recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
  4. Un plato marvilloso que solo con verlo entra por los ojos a primera vista, nosotros por aquí lo conocemos por cazón a este pescado y es muy sabroso además no tiene espinas solo un cartílago que lo que hace que para niños sea estupendo...Bess

    ResponderEliminar
  5. Marisa, que forma más rica de preparar el cazón, chica cuando nombres para el mismo pescado.

    Mira que es un pescado económico, pero por si solo con poco sabor, siempre lo he preparado en adobo tipo andaluz, pero esta receta me parece fantástica, guardada en favoritos, ni se cuando es temporada de cazón, pero la recodaré para cuando lo vea en la pescadería.

    Bss.

    ResponderEliminar
  6. La mussola es otro pescado que sí lo preparaban mis padres y, sin embargo, yo todavía no. Me gusta tu propuesta, la tengo en cuenta y a ver si me decido a preparar mussola este verano.

    B7ssss y buen verano

    ResponderEliminar
  7. Hola Marisa¡¡¡ Pues este guiso tiene que estar riquísimo ¡¡¡ Como bien dices, el pescado al horno con ese punto especiado es casi imprescindible. Viendo las fotos me encantaria atravesar la pantalla con el tenedor para probarlo y fijate las horas que son, pero es que este tipo de preparaciones con pescado me encantan. Espero participar con alguna receta en vuestro reto de reclicando sabores y así me estreno. Un beso ¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. Querida Marisa, no es uno de mis peces preferidos pero así al horno y con esas patatitas me lo como sin rechistar!! Un buen recilaje, como siempre amiga.
    Yo me tomo vacaciones el domingo y no voy a poder aportar reciclaje... en sepbre volveré con las pillas bien llenas.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Pero esto no es un reciclaje es un plato de fiesta!! nadie lo diría , para disfrutarlo en una buena mesa!!un beso guapa !!

    ResponderEliminar
  10. Marisa , que buena pinta , tiene que estar buenisimo
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  11. Marisa....¡qué rico! ¡Qué gustoso debe estar! Apuntado queda.
    Besos,
    Olga

    ResponderEliminar
  12. Guauuu, me encanta el cazón y de esta manera tiene que estar súper rico.
    Te dejo una nueva aportación para "Reciclando sabores", espero que te guste.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.