Salsa picante para untar alitas de Carlos


Mi hijo cocina bien, pero no a menudo. Si se pone, puede llegar a ser bastante creativo, incluso, es capaz de inventar alguna receta a su gusto.

La influencia de los restaurantes de comida rápida (fast food) está ahí. Casi nunca lo llevábamos de pequeño a este tipo de restaurantes, pero con sus amigos, ha ido alguna vez, que no demasiadas.

Así y todo, gusta de este tipo de sabores y los prefiere preparados en casa. La comida china, también le encanta y muchas veces me pone en un aprieto porque piensa que yo sé de todo y puedo encontrar ingredientes un poco extraños. Os aseguro, que tengo pendiente buscar más de uno.

Esta salsa la ingenió un día a base de hacer búsquedas por internet y tirando de los ingredientes que tenía en la nevera.

Desde la primera vez, que la hizo de la forma tradicional, alrededor del fuego, todo estaba pegajoso. Le dije que había que adaptar su invento para prepararlo en la TMX. Esa es la ventaja de tener la maquinita. 

Desde entonces, esta salsa no falta en la nevera y por ahora, aún las alitas de pollo se compran a menudo. Espero que no las aborrezca porque se atiborra.

Es picante y podéis quitar el picante, o reducir la cantidad de cayena.

Si tenéis hijos, esta salsa les va a gustar y mucho.  Es una salsa perfecta como aderezo de las alitas, otro tipo de carne e incluso de patatas.

Aquí os dejo las fotos de las alitas y cómo las prepara o las preparo.


Ingredientes

- 3 dientes de ajo
- 1 centímetro de raíz de jengibre 
- 1 cayena y ½ sin pepitas (o a gusto)
- 35 g de aceite de oliva virgen extra
- 130 g de tomate frito casero
- 10 g de salsa de soja
- 2 cucharaditas de miel
- 50 g de salsa ketchup 
- 100 ml de vino blanco o de cerveza

Preparación en TMX

- Poner los ajos, el jengibre y la cayena en el vaso. Programar, 5 segundos, velocidad 9. Bajar los restos de las paredes y de la tapa con la ayuda de la espátula. Si es para niños, no utilicéis el jengibre, ni la cayena.

- Añadir el aceite, el tomate, la salsa de soja, la salsa ketchup y la miel. Mezclar, 30 segundos, velocidad 9. Bajar los restos de las paredes y de la tapa con la ayuda de la espátula.

- Añadir el vino y programar, 10 minutos, varoma, velocidad 4. Si os gusta más espesa, podéis programar más tiempo. Las últimas veces, la ha hecho más espesa.


Preparación tradicional

- Poner los ajos, el jengibre y la cayena en el vaso de un robot o de la batidora. Triturar hasta que se forme una pasta.

- Añadir el aceite, el tomate, la salsa de soja, la salsa ketchup y la miel. Volver a triturar bien, cuidando de no salpicar. 

- Verter todos los ingredientes en un cazo, añadir el vino y cocer, removiendo de cuando en cuando hasta que espese un poco.

Notas:

- Si la elaboráis de la forma tradicional, cuidad que no salpique porque al llevar kétchup, todo queda pegajoso.

- La salsa que nos sobre se puede guardar en un bote de cristal y se conserva bien en la nevera. Es necesario que no haya estado en contacto con pollo crudo.

- Esta salsa se puede utilizar también para hornear patatas o para “dippear”. En casa, también la uso cuando aso pollo a la plancha.

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

13 comentarios:

  1. Marisa , vaya color tiene esta salsa, en casa las alitas "vuelan" al ponerlas en la mesa y con esta salsa deben estar de lujo!! Un beso guapa

    ResponderEliminar
  2. Madre mía que espectáculo tiene esta salsa y para las altas tiene que estar de miedo, en casa nos encantan y si en imágenes las mojamos en una salsa tan rica tiene que estar de vicio, vamos para chuparse los de de tes nena. ..Besss

    ResponderEliminar
  3. A mis hijos les encantan las alitas de pollo, también. Veré de prepararlas con esta salsa la próxima vez, personalmente el jengibre con el pollo me resultan sabores que casan a la perfección. Bs.

    ResponderEliminar
  4. Marisa , te confesaré que a mi me gustan ciertos lugares de comida rápida, creo que ir de vez en cuando no le hace daño a nadie, a los jóvenes les gusta y la verdad a la mayoría no les llega el bolsillo para restaurantes con estrella Michelin.

    Las alas seguro que es una parte del pollo que nos gusta a la mayoría y aderezadas con esta salsa casera están de muerte . Aunque veo que es una salsa que puede servir para aderezar muchas más preparaciones, desde hamburguesas a carnes a la plancha.

    Gracias amiga por acordarte del concurso y participar con esta receta, que ya se que tu tiempo está ocupado en otros menesteres.
    Bss.

    ResponderEliminar
  5. Si hereda el talento de su madre... nosotras le vamos a hacer una cata haciendo la salsa en casa, a ver como nos sale! Y sin nos da tiempo cuando termine el curso, nos pasamos por el blog de Rosalía (a hacerte la competencia!!)
    Un saludo de las chicas de Cocinando con Las Chachas

    ResponderEliminar
  6. Hola Marisa!!! Sin duda esta salsa es el mejor acompañamiento para unas alitas, me guardo la fórmula de Carlos, porque sé de otro Carlos al que le va a encantar;)
    Un besazo y feliz día!!!

    ResponderEliminar
  7. Marisa no hay duda de que tu hijo también lleva la cocina en la sangre y yo estaré encantada de que se meta más a menudo entre fogones y que compartas sus recetas con nosotros. El picante me gusta mucho así que esta salsa no puede más que encantarme. ¡Suerte en el concurso!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  8. Hola guapísima !!!
    Una salsa deliciosa. Con o sin alitas ya promete y es cierto, la veo perfecta para muchas otras preparaciones. Sobre unas papitas fritas debe quedar de escándalo.
    Las alitas en casa gustaban mucho, pero hace dos años decidieron que ya no, y ahora las compro sólo para mí. Qué felicidad no tener que comer rápido para poder coger alguna más jajaja
    Me ha encantado.
    Besotes gordos mi niña, feliz día;)

    ResponderEliminar
  9. Marisa , me encanta la salsa, Carlos la hizo genial, se la voy a hacer a Marcos que llega estos días para el cumple de su abuela, seguro que le encanta .ya te contare.
    Tiene un color maravilloso y las fotos espectacular.
    Besinos
    El Toque de Belén

    ResponderEliminar
  10. Me había perdido esta rica salsa, y es que estos días estoy bastante liada con mi hija y sus oposiciones...Pero ya la he puesto en favoritos porque en casa las alitas gustan mucho!! Bs.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta esa salsa,a las alitas le van geniales,seguro que no quedo ninguna !!!
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  12. Solo de ver los ingredientes tengo clarísimo que esta salsa tiene que estar muy buena¡¡¡ Sin duda para barbacoa, dipear una receta espectacular... Y yo me apunto a la cayena, aunque al final del dipeo se me hayan hinchado los labios hasta el infinito jjajj. Muchísima suerte en ese concurso/reto. Un beso¡¡¡

    ResponderEliminar
  13. Para mi hija desde luego no sirve... el picante no lo soporta, pero para su madre es perfecta, así que en cuanto pase este calorcillo que tenemos, me pongo con ella.
    Bicos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.