Tarta de espinacas, quesos y cebolla con hojaldre casero


Este mes de agosto, Swathi Iyer del blog Zesty South Indian Kitchen en su reto, Baking Partners nos propone elaborar masa de hojaldre casera. Todo un reto para mí. Entre unas cosas y otras, publico la entrada muy tarde, pero es que con el calor, las vacaciones y otros líos, ponerse a preparar por primera vez un hojaldre, no ha sido nada fácil. La propuesta es de Sangeetha Priya de Nitha Kitchen. Hacía mucho que quería ponerme con esta masa, pero le tenía un poco de respeto.

Mi presentadora de TMX me dio una receta de masa de hojaldre rápido. Al volver a releerla, he visto que es prácticamente la misma que la que se nos enseña en el Reto, pero el modo de hacerla es mucho más sencillo. Además de aprovechar la información que me daban en el Reto y en el vídeo que aportaban, he consultado otras fuentes.

El resultado es consecuencia de esa búsqueda de información adaptada a mi gusto e intentando que el proceso fuera sencillo y por eso la realicé en la TMX, con ligeras modificaciones y siguiendo después para los plegados lo que he aprendido tras esa búsqueda de información y por supuesto, los consejos de mi amiga

He preparado esta tarta que, además de sencilla, está rica. La combinación de sabores de las verduras y de los quesos es delicada, destacando el dulzor que le confiere la cebolla. Podéis poner más o menos queso. Yo lo he colocado tal y como veis en las fotos, pero os dejo a vuestra elección cómo hacerlo. 

Thanks Swathi and Nitha for the recipe.


Mis ingredientes

Ingredientes

Masa

- 200 g de mantequilla muy fría o congelada (yo la he utilizado congelada)
- 200 g de harina floja o de repostería
- 90 g de agua helada
- una cucharadita de sal

Tarta

- una placa de hojaldre casero o comprado
- 1 paquete de espinacas frescas
- 2 cebollas grandes laminadas
- queso de cabra (a gusto)
- queso gorgonzola (a gusto)
- aceite de oliva virgen extra
- sal
- pimienta
- huevo batido para pintar el hojaldre
- agua para pegar los bordes

Preparación en TMX

De la masa

* Si vais a congelar la mantequilla, para utilizarla a posteriori, pesad los 200 g y cortadla en láminas no muy gruesas y pequeñas. Id colocándolas sobre una hoja de papel sulfurizado. Tapad con otra hoja, cerrad formando un paquete y metedlo en el congelador. Sacad el paquete el día que la vayáis a usar y dejaslo en la parte baja de la nevera para que se descongele, pero esté muy fría. Yo la he usado congelada tal y como indica la receta para TMX.

- Poner todos los ingredientes en el vaso en el siguiente orden: la mantequilla, la harina, el agua y la sal. Programar, 20 segundos, velocidad 6. Comprobar que la mantequillas se ha integrado totalmente.

- Retirar la masa del vaso, formar una bola, aplanada sin manosear mucho la masa. Realizar unos cortes en forma de rejilla en la superficie. Envolver en film transparente y meter en el frigorífico media hora. 

- Sacar la masa de la nevera y ponerla sobre una superficie espolvoreada con un poco de harina. 

- Estirar la masa con el rodillo hasta formar un rectángulo de 1 cm de espesor. 

- Doblar la masa en tres partes montando una parte sobre la otra; primero la más alejada de nosotros y después la más cercana para que el pliegue quede arriba. Ya tenemos nuestro primer plegado. 

- Meterla en la nevera envuelta en plástico transparente durante media hora. Debe estar a temperatura muy baja.

- Sacar de la nevera y colocar la masa sobre la superficie ligeramente espolvoreada con harina. Las dobleces nos tienen que quedar de frente a nosotros; volver a estirarla formando otro rectángulo. Ya tenemos nuestro segundo plegado.

- Meter en la nevera de nuevo envuelta en plástico transparente durante media hora y a temperatura muy baja.

- Repetir el plegado una tercera vez y volver a introducir la masa en la nevera de nuevo envuelta en plástico transparente durante media hora y a temperatura muy baja. Ya tenemos nuestro tercer plegado. Podemos repetir y hacer hasta 6 plegados siguiendo el mismo proceso.

- Meter la masa de nuevo en la nevera 1 hora antes de usarla.

- Precalentar el horno a 220°. 

- Extender la masa de manera uniforme ayudándonos con el rodillo hasta conseguir una plancha rectangular. No pasar demasiadas veces el rodillo por el mismo sitio para que la masa no pierda la forma. Es importante que esté bien fría y el calor ambiente dificulta mucho el proceso. Dependiendo de la receta, bajar a 200º cuando metamos el hojaldre en el horno hasta que se dore.

- El tiempo orientativo de horno es de 20 minutos a 200º para una plancha de hojaldre y de 12 a 15 minutos para pequeños pasteles. Por supuesto, dependerá de cada horno.



Preparación tradicional

De la masa

* Si vais a congelar la mantequilla, para utilizarla a posteriori, pesad los 200 g y cortadla en láminas no muy gruesas y pequeñas. Id colocándolas sobre una hoja de papel sulfurizado. Tapad con otra hoja, cerrad formando un paquete y metedlo en el congelador. Sacad el paquete el día que la vayáis a usar y dejaslo en la parte baja de la nevera para que se descongele, pero esté muy fría. Yo la he usado congelada tal y como indica la receta para TMX.

- Poner la harina y la sal en un cuenco y añadir los trozos de mantequilla muy fría por encima. (Se puede tamizar la harina)

- Verter el agua muy fría y mezclar con una espátula. 

- Formar una bola, aplanada sin manosear mucho la masa. Realizar unos cortes en forma de rejilla en la superficie. Envolver en film transparente y meter en el frigorífico de 20 minutos a 1 hora.

- El resto, como en la preparación en TMX.


Preparación Tradicional

Del relleno

- Hervir las espinacas, mejor si lo hacemos con muy poca agua o al vapor. Colar para que no quede nada de agua. Es muy importante que las espinacas no suelten jugo para que no estropeen el hojaldre.

- Pelar y cortar las cebollas en láminas finas. 

- Sofreír la cebolla con un poco de sal hasta que esté tierna. Sacar de la sartén y reservar.

- Sofreír las espinacas, salpimentar y reservar.

Montaje de la tarta

- Precalentar el horno a 200º.

- Extender la masa sobre una hoja de papel sulfurizado. Cortar dos tiras de masa en los bordes superior e inferior. Pintar con agua y pegar encima de la masa. Pinchar la masa en toda la superficie menos en los bordes. De este modo, al hornear, crecerá sólo en los bordes.

- Pintar con huevo batido y reservar.

- Introducir la lata con la masa de hojaldre en el horno precalentado. Es muy importante que haya alcanzado la temperatura.

- Comprobar que está bien horneado y que ha subido bien la masa y no se dora en exceso ya que vamos a volverlo a meter con el relleno.

- Una vez horneado el hojaldre, dejarlo enfriar un poco.

- Distribuir las espinacas y la cebolla sobre la masa. Añadir los dos quesos e introducir de nuevo en el horno cuidando que se dore un poco más la masa y el queso de cabra no se derrita del todo para que quede más bonito.

Notas:

- En el Reto y en el vídeo que os añado al final, no se utiliza mantequilla congelada tal y como he visto en algunos blogs que he consultado y en la web de Vorwerk. Al hablarlo con Rosalía, me dijo que si la mantequilla está congelada, cuesta mucho trabajarla e incorporarla. Como no tenía tiempo de preparar la masa ya que este mes he estado de viaje, decidí, congelarla en trozos pequeños y guardarla en el congelador formando un paquete con dos hojas de papel sulfuirizado, tal y como podéis ver en la foto. Al final, me decidí y probé la receta de TMX con la mantequilla congelada porque no tenía mucho tiempo. Si la queréis hacer tal y como me indicó Rosalía, simplemente tenéis que sacarla del congelador antes de utilizarla y ponerla en el frigorífico para que se descongele pero esté muy fría.

- En la receta de TMX, sólo se hacen tres plegados que son los que yo he hecho, pero se pueden realizar hasta seis siguiendo el mismo proceso. También en la receta facilitada en el Reto, se hacen 6 plegados. Ya lo intentaré la segunda vez de esta forma. Ahora se trataba de hacerlo más sencillo y rápido.

Es importante:

* Que la temperatura ambiente no sea muy alta y ahora en agosto aquí en Valencia, pedir eso, es poco más que imposible. No podía hacer buenas fotos en la cocina por la luz, porque lo ideal hubiera sido poner el aire acondicionado.

* Meter la masa bien fría en el horno muy caliente.

* Meter el rodillo en la nevera mientras la masa se enfría.

* Evitar que la masa se pegue a la encimera o al rodillo, enharinando ligeramente por encima y por debajo tantas veces como sea necesario. 

* Intentar mantener una forma regular en la masa cada vez que hagamos un plegado.

* Si observamos que la masa está demasiado pegajosa, volver a refrigerar antes del plegado.

* Respetar los tiempos de refrigeración tras cada plegado y antes de hornear.

- Conservación: Una vez horneada se conserva bien 15 días en una lata o bolsa, en un lugar seco y también se puede congelar.

- Sin hornear, se puede conservar de 3 a 4 días en la nevera y envuelta en film. También se puede congelar la masa para hornearla a posteriori simplemente antes de usarla, dejarla en la nevera día antes. También se puede extender y lo doblar dos veces una hora antes de usarlo.

Fuentes:

En este vídeo podéis ver una forma sencilla de preparar una masa de hojaldre rápida. No es como la mía, pero así tenéis otra opción.

En este otro, cómo hacerla en la TMX.


BBC Food

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

12 comentarios:

  1. Qué lujo de tarta! De principio a fin un 10! La masa casera no te podía haber salido mejor! Y el relleno... Mmm... La combinación me ha abierto el apetito con sólo leerlo! Ya quisiera yo tenerla en la mesa ahora mismo! Buen trabajo! Felicidades!

    ResponderEliminar
  2. Querida Marisa. mi abuela siempre hizo el hojaldre casero, quizá por eso o por lo afanosa que la vía cada vez que lo hacía, es una receta a la que le tengo más que respeto miedo. No sé si alguna vez me animaré a hacerlo. Claro que con este detalle tan pormenorizado de pasos, explicaciones y tips estoy más cerca de alcanzar el éxito. Mi mayor temor es confundir los plegados o no ser capaz de lograr el empaste con el pan de manteca/mantequilla.
    Te ha quedado un hojaldre precioso a la vista, ese color tan dorado y el relleno me resulta un acierto absoluto. ¡quién dice que finamente no me anime! Cariños.

    ResponderEliminar
  3. Mi querida amiga, hay que felicitarte por ese precioso hojaldre que no es nada facil de hacer, pero lo has bordado, que bien explicado, y que bien te ha quedado, un hojaldre espectacular, que junto a esos maravillosos ingredientes que le has puesto te ha quedado un pastel de lujo, de esos que no se comen todos los dias. Mil besicos princesa

    ResponderEliminar
  4. A ti todo lo que sea masa se te da de maravilla Marisa!! hay que ver lo bien que te ha quedado este hojaldre, y eso que es una de las masas mas entretenidas... pero tu puedes con todo!! tomo nota por si me animo ha hacerla casera alguna vez. Bs.
    Julia

    ResponderEliminar
  5. Nunca he hecho hojaldre casero y es que me da pereza, Te ha quedado espectacular , porque hija mía, es que lo bordas. me quedo con la receta por si me da por hacerlo. Un besazo y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  6. Que rico y que bien se te da Marisa eres una artista.Besosss

    ResponderEliminar
  7. Arrrg! Cómo tiene que estar ese hojaldre, y esas fotos facilitan mucho el proceso ¡gracias, me viene genial! Bss guapa!

    ResponderEliminar
  8. mmm que bueno :) el paso a paso del hojaldre es genial. Un beso!

    ResponderEliminar
  9. looks perfectly made puff pastry sheet dear..filling looks lovely too!!

    ResponderEliminar
  10. Te ha quedado maravilloso ! Que delicia de hojaldre, eres un ganio chica, oye me ha entrado el gusano y igual lo intento, y digo intento, porque seguro que no sale, pero por lo menos intentarlo no iiel relleno ideal, concho todo lo haces a la perfección nena...Besss

    ResponderEliminar
  11. Hacer hojaldre es mi asignatura pendiente de cada verano. Llevo años queriendo hacerlo, con una receta original, de las que tardas tres días en hacerlo y el resultado es para morirte de gustito. Pero no ha podido ser... me quedo mirando con envidia este tuyo...

    ResponderEliminar
  12. Es una de mis asignaturas pendientes y no es por pereza, porque me encanta amasar, pero tanta mantequilla me tira pa tras, además me encanta el hojaldre y si lo hago... lo como claro, y las lorzas...
    La tarta te ha quedado fantástica y el relleno muyyyyy bueno.
    Biquiños

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.