Mi mermelada de tomate RAF


El otro día vi unos tomates rojos, rojísimos en una verdulería. Eran de la clase “RAF”. Este tipo de tomate tiene mucho sabor pero suele estar aquí en Valencia un poco caro. Éstos, al estar tan maduritos, tenían un buen precio, así que cargué con dos quilos. Una cosa que no os he dicho es que mi comida favorita es el pan con aceite, sal y tomate. El tomate es el plato favorito de mi familia. Lo comemos de todas formas y en cantidad. Cuando era pequeña y en verano, las ensaladas eran solamente de tomate y así seguimos, todas las hermanas estamos trasmitiendo ese gusto a nuestros hijos. En mi pueblo los tomates en verano tienen un sabor especial. Son de color rosa, piel fina y muy grandes. Se utilizan todavía para hacer conserva casera en muchas casas. Toda la vida, mi familia materna, elaboraba lo que ellas llamaban el dulce de tomate, “dolç de tomata”. 

Mi recuerdo es especial, de esas cosas que siempre te han gustado, pero, qué barbaridad de azúcar llevaba, demasiado. Se notaban los trozos de tomate como confitados, pero también, a veces, los trocitos de azúcar. Por eso, desde hace años, he modificado ese dulce y lo he transformado en una mermelada que es deliciosa sola o que sirve para acompañar cualquier carne. Como a mí eso de la carne me va poco, pues con un buen pan casero, me parece deliciosa. Además, se ha convertido en mi regalo favorito para algunas amigas que ya se han hecho adictas a ella. Se suele aconsejar que se ponga el mismo peso de ingrediente que de azúcar, es decir si tengo 500 gr de tomate añadiremos 500 gr de azúcar, pero yo he puesto sólo la mitad y he programado más tiempo de cocción. Posteriormente he hervido los botes. No quería una mermelada demasiado dulce y como he hecho poca cantidad y la voy a regalar creo que me ha quedado muy bien. Si deseáis que esté más dulce o poner la mitad de cada ingrediente simplemente, añadid más azúcar, a vuestro gusto. Por cierto, en la foto la mermelada la he untado sobre un pan de centeno cuya receta publicaré en breve.


Ingredientes

- 500 gr. tomates maduros, sin piel. (peso tras, quitar la piel y dejar escurrir sobre unas dos horas) 
- Zumo de 1 limón 
- 250 gr. azúcar.

Preparación

- Lavamos bien los tomates, hacemos una cruz con un cuchillo y los escaldamos 20 seg en agua hirviendo para pelarlos mejor.

- Pelamos los tomates y los troceamos. Si no nos gustan las semillas, se las quitamos. Los vamos colocando en el cestillo y bajo éste ponemos un recipiente, de esta manera, el tomate irá soltando el zumo y eso nos beneficiará a la hora de hacer la mermelada, ya que tendrá menos caldo (Yo los he tenido unas dos horas). Si hace mucho calor, lo ponemos en la nevera, incluso de un día para otro.

- Ponemos el tomate en el vaso ya troceado y sin el zumo.

- Añadimos el limón y el azúcar.

- Programamos 45 minutos, temperatura 100º, velocidad 2. Ponemos el cestillo encima del vaso si queremos que evapore más rápido y para que no salpique. 

- Comprobamos si la mermelada ya está en su punto poniendo una cucharadita en un plato. Si al inclinar el plato, la mermelada se desliza dificultosamente por el plato, ya está lista. Si la queremos más espesa, programamos 5 min, temperatura varoma y velocidad 2.

- La vertemos en tarros esterilizados con agua hirviendo.

- Como lleva poco azúcar, yo además los he hervido durante media hora. Después los he colocado boca abajo sobre un paño de cocina.

Bon profit! 

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

5 comentarios:

  1. Marisa es casi parecida a mi entrada de la confitura de tomate, jejeje eso si , tus tomates son mas ricos (y mas caros) jejeje
    http://cocinandoconfermin.blogspot.com/search/label/Confituras%20y%20Mermeladas
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Deliciosa mermelada !!! Ideal para acompañar ocn queso mmmmm
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ES que los Raf son unos tomates muy ricos, te ha quedado con una textura estupenda, lo que no haga la maquinita por nosotros... ;-)

    ResponderEliminar
  4. Gracias a los tres.
    Lily, es verdad, había olvidado el queso y es una estupenda combinación con la mermelada.
    Fermín, mis tomates son caros pero están de muerte. Tu mermelada es casi igual.
    Isabel, gracias como siempre por tus comentarios. La maquinita ayuda un montón.
    Un beso a los tres.

    ResponderEliminar
  5. Esta también la voy ha hacer, jajajaj. Me encanta.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.